Estructura, concepto clave en la estrategia de contenidos

En la redacción tradicional con procesador de textos (por ej. MSWord) el autor desarrolla el contenido de forma secuencial sabiendo de antemano en qué documento estará incluido, y al mismo tiempo que crea el contenido va dándole formato (estilo) acorde con el aspecto final deseado.

En el contenido estructurado, por el contrario, el autor sigue una metodología estandarizada basada en una arquitectura modular en la que se crean pequeñas piezas de contenido autónomas e independientes, empleando el etiquetado semántico para independizar el contenido de la forma y prescindiendo de los aspectos estilísticos en su redacción. Estas piezas son posteriormente ensambladas para formar parte de uno o varios documentos distintos.

Actualmente existen varios estándares de contenidos estructurados entre los que destacan DITA, con un enfoque amplio aunque también contempla un mecanismo de especialización, el estándar iiRDS de desarrollo reciente, como un componente importante dentro de la estrategia Industry 4.0 y Smart Factories y el estándar S1000D dirigido específicamente a la industria aeroespacial.

El estándar iiRDS (intelligent information Request and Delivery Standard) ha sido desarrollado con el objetivo de facilitar el acceso e intercambio de información inteligente. Está basado en la definición de un conjunto de metadatos específicos para cada dominio, que acompaña al propio contenido formando un paquete; este paquete es el que se intercambia entre sistemas de gestión de contenidos CMS o al que se accede a través de portales web.

Etiquetado semántico

El etiquetado semántico se aplica utilizando un lenguaje XML que identifica los distintos componentes del contenido según ciertas categorías o tipos de información :

  • conceptos clave
  • resumen de contenido
  • procedimientos
  • pasos o fases de un proceso
  • ejemplos
  • referencias, etc.

Metadatos

Al mismo tiempo se incorporan metadatos que permiten posteriormente la clasificación, búsqueda automática y filtrado para ensamblar el documento requerido en cada caso. Todo este proceso se realiza de forma independiente de cualquier parámetro de composición estilística que se aplica sólo en la fase final de generación del documento definitivo según el formato elegido (PDF, HTML5 para web, PDF para impresión, WebHelp, EPUB para tablet, etc.)

Ejemplos de utilización de metadatos :

  • Indicar la clase de información contenida (por ej. informe, propuesta, etc.)
  • Asociar la información a un determinado código de producto
  • Indicar el nivel de usuario al que va dirigido (principiante, avanzado)
  • Indicar el grado de elaboración del contenido (borrador, revisado, definitivo)
  • Indicar la fecha en la que se ha añadido determinado elemento

Aplicaciones

Estas técnicas se emplean fundamentalmente con información de carácter técnico; no se aplica a los contenidos literarios ni contenidos con propósitos de marketing (excepto marketing técnico) :

  • manuales de usuario
  • instrucciones
  • documentación de software
  • informes
  • ofertas en concursos
  • material de formación / educativo
  • normativas / estándares
  • contratos, etc.

¿Quiere conocer más sobre el contenido estructurado como base para la Documentación técnica? Contacte con nosotros hoy mismo.